JACKSON
1269 N. Highland Ave
Jackson, TN 38301
731-423-3300
800-727-0622

La negligencia en los asilos de ancianos

En algún momento muchos de ustedes tendrán que enfrentarse a la difícil decisión de colocar a un ser querido en un asilo de ancianos. Lo sé porque apenas tuve que tomar esa decisión para mi propia madre. Tomar esta decisión es muy difícil, pero se hizo mucho más duro a causa de los casos de descuido que he visto.

No es necesario mirar muy lejos para encontrarse con situaciones así. Por ejemplo, un paciente de enfermedad de Alzheimer en Memphis desapareció y fue descubierto luego que se había ahogado.

Otro caso en Puerto Nuevo Richey, Florida en un asilo de ancianos, empezó cuando una paciente de edad avanzada se raspó la pierna. La raspadura se dejó sin tratamiento lo cual tuvo como resultado una infección que forzó a los médicos a amputarle la pierna.

Los cuatro problemas más comunes de casos de abuso en los asilos de ancianos, son el fracaso de prevenir llagas de presión, las caídas, la desnutrición, el descuido y el abuso físico. Según un estudio federal reciente, uno de cuatro asilos de ancianos tienen problemas severos que ponen en peligro la salud de las personas. Aproximadamente el 90% de los casos de descuido de mayores es a causa de la falta de empleados.

Aquí están cinco cosas para considerar al escoger un asilo de ancianos:

Las referencias

Pregunte al director del asilo los nombres de familias cuyo seres queridos hayan sido colocados en el hogar. Hable con ellos y obtenga su opinión acerca del hogar, actitudes de trabajadores, la limpieza y la reputación en la comunidad.

Encuentre a los médicos

A menudo es necesario cambiar médicos al moverse a un asilo de ancianos. Es importante averiguar todo lo que usted pueda acerca del nuevo médico. Tome el tiempo de encontrarlo y conocer sus credenciales. Esté seguro de hacer preguntas acerca de los exámenes del miembro de la familia para asegurar que sea atendido bien.

Visite las instalaciones

Tómese el tiempo de visitar a las instalaciones. Visite las instalaciones en un momento en el cual no lo esperen. Esta es la mejor manera de ver un retrato verdadero de cómo operan el hogar. Si usted no es admitido sin una cita, NO envíe a su ser querido allí. Si ellos no le dejan entrar, puede que escondan algo.

Haga preguntas acerca de las instalaciones

Usted querrá saber acerca del costo, pero es más importante que haga preguntas acerca de los empleados. ¿Cuántos empleados tienen ellos para cada paciente? Infórmese sobre los estándares mínimos de estado y esté seguro que éstos se cumplen.

Llame al Departamento de Salud

Si hay un asilo de ancianos en que usted está interesado, contacte al Departamento de Salud para averiguar si ha habido quejas acerca del asilo, o si el asilo ha recibido cualquier citación por infracciones de salud.

Espero que esta información pueda guiar a algunos de ustedes al momento de tomar esta decisión difícil. Informarse es lo más importante que usted puede hacer al momento de tener que tomar decisiones difíciles. Supervise el cuidado del miembro de la familia por cualquier signo del descuido.

Si usted siente que sus derechos o los derechos de un ser querido han sido violados en un asilo de ancianos, contacte nuestra oficina para que podemos discutir su caso.

Un segundo artículo se publicó en nuestro boletín de diciembre de 1999 acerca del descuido y abuso en los asilos de ancianos.

Por favor, envíe un correo electrónico, llame al 1.800.727.0622 ó utilice el formulario de contacto a la derecha.

Back to top

Extracto del boletín de diciembre de 99:

La respuesta al artículo en nuestro último boletín, sobre asilos de ancianos fue impresionante. Recibimos varias llamadas de nuestros lectores. Muchos de ustedes estaban agradecidos por el consejo que dimos, pero muchos más estaban preocupados por sus seres queridos. Deseamos que en nuestra siguiente edición podamos tener un tema más ligero, pero basados en las llamadas que hemos recibido desde la ultima edición, sentíamos que este tema era demasiado importante como para esperar hasta la edición de la primavera.

Casi el 90% de los casos del descuido/abuso de los ancianos se debe a la falta de empleados. Esa falta es una determinación por parte de los asilos de ancianos para cortar gastos y obtener mayores ganancias. Esta estrategia puede funcionar para los dueños pero las consecuencias para los pacientes no son buenas.

Cuatro problemas comunes

Cuando dijimos en nuestra última edición, los cuatro problemas más comunes en los casos de abuso en asilos de ancianos son el fracaso de prevenir llagas de presión, las caídas, la desnutrición y el descuido, y el abuso físico.

Llagas de presión

La mayoría de las llagas producidas por presión se pueden prevenir. Los pasos tomados para eliminarlas incluyen el movimiento frecuente del paciente, y el uso de colchones de mejor calidad con cubiertas.

Las áreas del cuerpo más dispuestas a sufrir de llagas de presión son los talones, la parte de atrás de las rodillas, las nalgas y otras partes del cuerpo donde los huesos sobresalen. Aún con cuidado adecuado, las llagas de presión pueden ocurrir, pero no hay necesidad de que empeoren.

Las llagas de la presión empiezan teniendo la apariencia de una llaga roja en la piel. Si se deja sin tratamiento, la llaga rompe la piel. Cuando la llaga empeora, la herida llega a ser muy profunda. En el fase final, que a menudo es seguida por la amputación o la muerte, la herida llega a ser tan profunda que se ve el hueso. Las llagas de la presión no son parte de la vida para las personas mayores; son el resultado del descuido.

En un caso que he visto, un paciente de un asilo de ancianos tuvo una cirugía rutinaria de vesícula, que lo dejó incapaz de moverse. El asilo de ancianos descuidó al paciente durante 12 días. El hombre desarrolló tales llagas profundas que llego a la septicemia y murió como resultado.

Caídas

Las caídas son otro problema para las personas mayores en los asilos de ancianos. Muchas veces los pacientes no son ajustados apropiadamente a las sillas de ruedas y se caen o resbalan. En otros casos, los pacientes son dejados en sus camas sin las barandas protectoras. Desatendidos, estos pacientes se caen y reciben heridas en la cabeza o se quiebran los huesos.

Desnutrición y deshidratación

La desnutrición y la deshidratación son signos claros de descuido. La peor parte acerca de este tipo de descuido es que se cura muy despacio y puede empeorar los problemas existentes de salud. Otros casos de descuido incluyen la supervisión inadecuada. Un caso que arreglamos recientemente, implicó este tipo de descuido. A un caballero de edad avanzada que sufría de demencia le fue dado un encendedor de butano y le fue permitido fumar sin supervisión. Él accidentalmente se prendió fuego y sufrió quemaduras de tercer grado sobre el 30% de su cuerpo. El anciano murió al poco tiempo.

Abuso

El abuso físico es otra preocupación para pacientes de edad avanzada en los asilos de ancianos. Los pacientes son abofeteados a veces, son pateados o sufren alguna otra forma de abuso. Esto puede ser resultado de emplear a personal no adecuado, la instrucción impropia, y la falta de empleados.

Haga visitas con regularidad

No puedo deja de enfatizar la importancia de controlar la atención de sus seres queridos. Durante las vacaciones de Navidad, tome el tiempo de visitar a sus amigos y parientes que viven en asilos de ancianos. Hágalo su buen propósito de Año Nuevo.

Si usted ve signos de abuso o descuido, ayuda el tomar fotos. Si usted necesita cualquier ayuda contáctenos inmediatamente. Queremos proteger los pacientes de asilos de ancianos y terminar el cuidado de calidad inferior.

Por favor mande un correo electrónico o llámenos al 1.800.727.0622 ó utilice el formulario de contacto a la derecha.

Back to top

Preguntas frecuentes acerca de la Ley de asilos de ancianos

P: ¿Cuáles son los cuatro problemas más comunes asociados con los asilos de ancianos?

R: 1) Llagas de Presión. La mayoría de las llagas (a.k.a úlceras de decúbito o decubitus) pueden ser prevenidas. Los pasos para eliminar esta clase de heridas incluyen movimiento frecuente del paciente y colchones de mayor calidad con cubiertas. Las áreas del cuerpo más sensibles para sufrir llagas de presión son los talones, la parte de atrás de las rodillas, las nalgas y otras partes huesudas. Las llagas de presión empiezan como una llaga roja en la piel. Si se dejan sin tratamiento, la llaga rompe la piel. Cuando la llaga empeora, la herida llega a ser muy profunda. En el fase final, puede haber amputación o muerte porque la herida llega a ser tan profunda que a menudo se ve el hueso y se infecta. La asepsia (septicemia) puede causar la muerte.

2) Las caídas. Las caídas son otro problema para las personas mayores en asilos de ancianos. Muchas veces los pacientes no son colocados apropiadamente en las sillas de ruedas y se caen o resbalan. En otros casos, los pacientes son dejados en sus camas sin habérseles colocado las barandas. Si ser atendidos apropiadamente, estos pacientes se caen y reciben heridas en la cabeza o fracturas cuando tratan de salir de la cama.

3) La desnutrición y el descuido. La desnutrición y la deshidratación son signos claros de descuido. La peor parte de este tipo de descuido es que se cura despacio y pueden empeorarse los problemas existentes de salud. Otros casos de descuido incluyen la supervisión inadecuada. A veces, los pacientes son dejados solos con objetos peligrosos, haciéndose daño a sí mismos o a los demás.

4) El abuso. El abuso físico es otra preocupación para los pacientes de edad avanzada en un asilo de ancianos. Los pacientes son abofeteados a veces, son pateados, o sufren alguna otra forma de abuso o agresiones (sexuales a veces).

P: ¿Cuál es la causa primaria de este descuido/abuso?

R: Casi el 90% de los casos de descuido/abuso de mayores puede deberse a la falta de empleados o la instrucción pobre. Frecuentemente, la falta de empleados es una determinación por parte del asilo para tomar atajos y tener mayores ganancias. Falta de dinero para capacitación o el uso de empleados sin títulos trae como resultado las heridas.

P: ¿Cuáles son los “daños monetarios” por los casos de negligencia de asilo de ancianos y de abuso?

R: Hablando generalmente, los “daños monetarios” son las pérdidas sufridas por un paciente cuando es herido o por su familia cuando éste muere. Las siguientes son las clasificaciones típicas de daños recuperables. 1) Los gastos médicos, como cuentas de médicos y hospital, todos los gastos relacionados a las operaciones necesarias, las radiografías, los enfermeros especiales, los especialistas médicos, etc. 2) El dolor y el sufrimiento: daños generales tales como dolor y sufrimiento, la pérdida de los placeres de la vida, y desfiguración son determinados por el jurado o el juez considerando todos los aspectos del caso.

P: ¿Cómo se miden los daños en un caso de asilo de ancianos cuando el paciente muere?

R: La familia del paciente difunto puede ser compensada para médicos y gastos de hospital desde el tiempo de la herida y la muerte, los gastos del funeral y el entierro, las pérdidas económicas, y la pérdida del amor y el compañerismo.

P: ¿Qué clase de “defecto” (o negligencia) debe ser demostrado?

R: El “defecto” que debe ser comprobado para que el asilo de ancianos se haga responsable se llama “negligencia”, un término legal que significa que el asilo de ancianos falló en utilizar cuidado razonable para evitar la herida al paciente. El estándar del “cuidado” que se debe utilizar es ese grado del cuidado que habría sido utilizado por un proveedor razonable de asistencia médica a la luz de todas circunstancias del caso. Las infracciones de la ley federal de asilos de ancianos son a menudo la base para la obligación.

P: ¿Necesito un abogado?

R: En la mayoría de los casos de abuso/descuido de los asilos de ancianos, se necesita un abogado y usted debe asegurarse los servicios de un abogado experimentado que explique el procedimiento y le aconseje sobre sus derechos.

P: ¿Cómo contrato a un abogado para manejar mi caso?

R: Si usted no lo ha hecho ya, puede llamarnos sobre los hechos de su caso. Uno de nuestros abogados determinará si usted debe concertar un cita para discutir su caso con un abogado. La entrevista es gratis.

P: ¿Mi caso se tendrá que tratar ante un jurado?

R: Hay dos maneras que un caso se pueda concluir: por un arreglo afuera del tribunal o por una decisión del tribunal. El tribunal (el juez) o la decisión del jurado se llama Juicio o El juicio. Un acuerdo alcanzado por el asilo de ancianos y el paciente herido fuera de tribunal es llamado un arreglo. La mayoría de los casos de la herida se arreglan antes de que alcancen el ensayo. Un arreglo se puede hacer legalmente a tiempo, si ambas partes concuerdan y entienden los términos del arreglo.

P: ¿Qué factores se consideran en arreglos?

R: Es imposible listar los factores considerados en hacer un arreglo. Por supuesto, usted debe considerar si la base de la obligación es favorable y la cantidad de “los daños”. Su abogado puede explicar mejor con todo detalle todas las circunstancias diferentes que deben ser consideradas para llegar a un arreglo justo.

P: ¿Quién investiga el caso para mí?

R: Es muy importante que la familia herida del paciente o el paciente contrate a un abogado tan pronto como sea posible para que él o ella pueda hacer la investigación o emplear a un investigador profesional. El tiempo es muy importante en estas investigaciones, principalmente porque las condiciones en el asilo cambiarán con el paso de tiempo. Los registros a menudo “se pierden”.

P: ¿Cuál es el papel del abogado en un pleito?

R: Obviamente usted debe tener a un abogado si va a juicio. Si usted no presenta la demanda, la ley permite que usted arregle sin un abogado. La experiencia ha mostrado que los arreglos hechos sin una ayuda de abogado son substancialmente menores que esos donde participa un abogado.